Comunicado de Freddy, Marcelo y Juan

7.2.12

Una de las formas de graficar concretamente la persecución política, policial y jurídica en el caso security y por parte del estado chileno con sus aparatos de represión policial. Trasciende a nuestras familias por medio del hostigamiento, la amenaza y la instauración del miedo.
Desde el momento en que se urde la ficción orquestada por tribunales miliares, posterior ala salto de una entidad bancaria y la muerte de un celador del estado (18 de octubre de 2007).

El hostigamiento, las amenazas y el miedo se hacen sentir en el núcleo de seres más cercanos a nuestras vidas. la policía con la autorización del estado y en la frustración de no haber podido aniquilarnos físicamente a pesar de la función mediática, despliegue montado en lo comunicacional, que crea un escenario propicio que legitimara la cacería y subsiguiente ejecución, la instrucción de siempre. Nos iban a liquidar en una de sus tantas ratoneras.

Ante este fracaso vuelvan la represión a la cotidianidad de la vida de nuestras compañeras, hijos, hijas, hermanos, hermanas, madres y padres. Son sus trabajos, los colegios y calles transitadas, los lugares escogidos por agentes policiales de carabineros y la PDI para reprimir a nuestras familias, haciendo sentir su presencia, odio y control, mensajes explícitos de muerte, pero que no afectan sólo a nuestros rostros, cuerpos convicciones e ideas.

Ser familia de un rebelde, de un luchador, un anarquista o de un subversivo, clandestino o encarcelado, legitima y justifica el sin razón desquisiado de sus actos institucionalizados, donde la tortura no es historia sino presente de aparatos reciclados y experimentados en la custodia de los ricos, su clase y su normativa.

Funcionarios del estado, de uniformes, en radiopatrullas, motos o helicópteros, de civil barbones y en las micros, o en una esquina habitual; rondan las vidas y los espacios de los seres queridos, personas que han cometido el mas atroz de los delitos: Amarnos, ser nuestros padres o hermanos, ser nuestros hijos, hijas o compañeras.

En nuestra condición de enemigos del estado chileno somos caras concretas que desplegamos una forma de vida opuesta, donde nada tenemos que ver con normas, valores y sometimienos impuestos por los ricos y sus estructuras.

Somos prisioneros de un gobierno de ricos y para su clase, donde el estado con odio parido nos mantienen rehenes de un marco jurídico en sus cárceles empresas, esto va por más de dos años donde la fantasía del caso security no se sustenta en ninguna prueba concreta y veraz, en ningún caso una revisión rigurosa de la investigación en tan bullada reforma procesal penal podría no entender que es el espejo de toda la prueba impuesta por la fiscalía militar. Sólo así la política de persecución podía llevarse a cabo y ser forzada a hierro.

Sepan que estamos vivos, enteros y dispuestos, somos una familia, una comunidad, un piño, donde el amor no se tranza y las ideas no están en venta.

Mucha fuerza a nuestras compañeras, madres, padres, a nuestros hijos e hijas, a nuestros hermanos y hermanas. Ni ayer ni hoy apagan el brillo cómplice libertario de nuestros ojos.

MIENTRAS EXISTA MISERIA, HABRÁ REBELIÓN!!
SÓLO LA LUCHA NOS HARÁ LIBRES!!!

Juan Aliste Vega, Preso subversivo
Marcelo Villarroel, Preso libertario
Freddy Fuentevilla, Preso mirista

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.